1:54

Reseña: El Zarco


Como una recomendación en la clase de redacción, otro de aquellos libros que me dedique a leer en el 2012 fue “El Zarco” de Ignacio Manuel Altamirano, importante escritor mexicano del siglo XIX. A veces, nos enfocamos en las lecturas contemporáneas y extranjeras y olvidamos lo interesante y familiar que puede ser para nosotros la lectura de obras mexicanas y así fue como sentí la experiencia que viví con dicha lectura. Se trata de una novela épica/histórica, considerada por muchos como una joya de la literatura mexicana.

La trama del libro se desarrolla en Yautepec, Morelos, que en la época de 1861 a 1863 se ve azotada por una serie de bandidos llamados “Los plateados”, grupo al cual pertenece  “El Zarco” y que es responsable de los robos y asesinatos que se dan en la región.

Es aquí donde vive Doña Antonia con su hija Manuela y su ahijada Pilar, siempre bajo la angustia, pues temía que su hija fuese raptada por el grupo de bandidos debido a su belleza; Manuela, una mujer ambiciosa, por lo contrario amaba en secreto a uno de los ladrones y se rehusaba  a casarse con Nicolás, un humilde herrero. La historia cambia repentinamente cuando Manuela decide escapar con el Zarco, y los personajes que giraban en torno a ella pasan por una serie de eventos trágicos y desastrosos, mientras Manuela se encuentra ahora sumergida en el mundo del vandalismo y empieza a darse cuenta del grave error cometido con su fuga.




El libro, debo decirlo, me ha encantado y lo expreso sinceramente, pues pese a haber sido escrito en 1869, guarda de algún modo vigencia hasta nuestros días, tiene cierta familiaridad, lo asocie mucho con la sociedad mexicana contemporánea y el fenómeno del narcotráfico que actualmente afecta al país, de alguna manera el libro del Altamirano logra retratar la realidad mexicana incluso un siglo después.

Además de lo ya mencionado, es fascinante el modo en como Altamirano logra hacer una perfecta fusión entre el romanticismo y el realismo; la mezcla con temas como lo son la inseguridad, el vandalismo, la corrupción y al mismo tiempo logra introducir una historia de amor. Tal como una  de mis frases favoritas del libro lo dice: “un rayo de sol que iluminaba aquel cuadro de desorden, de vicio y de miseria.” brinda esperanza porque nos recuerda que hasta en los peores momentos hay pequeñas acciones, acontecimientos que le dan un giro a nuestra realidad y nos hace creer en el poder ciudadano; en esa fuerza que tiene el pueblo para cambiar las cosas, para poner un alto a lo que daña a la sociedad y tomar el control nosotros mismos tal como en su momento lo hacen algunos de los personajes.

Finalmente creo que el texto deja no solo una buena impresión sino que también trae consigo una especie de moraleja. El Zarco es una lectura fluida, la cercanía, le proporciona ese ingrediente que te atrapa y lo relativamente corto del relato lo hace un libro muy fácil de leer. Definitivamente no solo se ha colocado dentro de mis favoritos, sino también es una lectura que recomiendo ampliamente para comprender la realidad actual en México.


“… a sus ojos, los plateados eran una especie de facciosos en guerra con la sociedad, pero por eso mismo interesantes; feroces, pero valientes; desordenados en sus costumbres, pero era natural, puesto que vivían en medio de peligros y necesitaban de violentos desahogos como compensación de sus tremendas aventuras”


Genero: Novela Epica/Historica
Autor: Ignacio Manuel Altamirano
Idioma: Español
Titulo: El Zarco
País de Origen: México
Editorial: Siglo XXI
ISBN: 96822322405

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2016 De Pasta Dura , Blogger